Pese a la menor liquidez, el sistema financiero registra alta morosidad

La pandemia logró afectar al sistema financiero y a la economía en sí, a pesar de que el mercado de financiamiento pudo absorber en gran parte los efectos gracias a las medidas especiales aplicadas por el Banco Central Paraguay (BCP). Sin embargo, lo que se registra actualmente en el mercado es una alta morosidad como resultado de la situación mencionada.

La situación económica no se observa de forma directa en el sistema financiero a raíz de que el margen o ganancia sigue creciendo en más de 40% en lo que va del año, pero otro indicador sí refleja menor actividad, como es la tasa de morosidad, que sigue creciendo mes a mes, según los datos del Banco Central.

La tasa de morosidad del sistema bancario registró incrementos durante los últimos meses, llegando a ubicarse en 2,89% en el quinto mes del 2022, en medio del contexto económico desafiante de bajo crecimiento y altos precios. Todo esto afecta en mayor proporción a los sectores, cuyas actividades no habían recuperado aún su ritmo de prepandemia, según los analistas.

Jorge Pineda, gerente financiero de Interfisa, en comunicación con la radio 1000 AM explicó que el mercado financiero paraguayo se encuentra con muchísima liquidez normalmente y en estos momentos todavía se sienten ciertos retazos de la pandemia, sobre todo en lo referente a la morosidad existente y la fuerte inflación registrada en los últimos años. La tasa de política monetaria actualmente se encuentra en una cifra de 7,75%, una de las más altas.

Riesgos

Por otro lado, habló sobre la supervisión basada en riesgo, donde destacó que lo que busca este tipo de supervisión es garantizar una cartera sana en términos de créditos, ya que el riesgo que siempre existe es que estos no se paguen.

“Este sistema no solo evalúa el crédito en sí, sino también otros factores que influyen para determinar el nivel de peligro que puede existir a la hora de emitirlo”, especificó.

Hoy en día, el principal objetivo de una entidad como el BCP en este sentido es identificar cómo y de dónde saldrá el dinero para cumplir con las obligaciones que suponen un crédito. Los riesgos van de la categoría 1 a la categoría 6, y la labor del Banco Central es previsionar con base en esto, lo cual consiste en intentar que cuando uno de los clientes cae por deudas, se ayuda a levantarlo, afirmó. LN

A %d blogueros les gusta esto: