Suba de precios de alimentos y combustibles motivó una inflación de 1,5% en enero

El aumento generalizado de precios que se viene registrando desde el último semestre del 2021 sigue marcando presión en la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), por lo que en el mes de enero del 2022 se observó una inflación de 1,5%, superior al mismo mes del año anterior, que fue de 0,5%.

El aumento de precios que se viene registrando desde el último semestre del 2021 sigue marcando presión en la variación del IPC, por lo que en el mes de enero del 2022 se observó una inflación de 1,5%, superior al mismo mes del año anterior, que fue de 0,5%.

Esto según el informe presentado en la fecha por el Banco Central del Paraguay (BCP), donde también se detalla que la inflación interanual (los últimos 12 meses) se posiciona en 7,9%, mayor a la tasa interanual de 6,8% registrada en diciembre del año anterior, al igual que la tasa interanual de 2,6% observada durante el mismo periodo del año 2021.

Básicamente, la inflación del primer mes del año se debe a los aumentos de precios de los alimentos y de los combustibles, así como al incremento de los bienes duraderos y determinados servicios de la canasta.

Respecto al rubro de alimentos, la presión se acentuó por la suba del precio de la carne vacuna que se sintió en el bolsillo de la ciudadanía, y conforme a datos recopilados por los técnicos del BCP con base en análisis de los referentes del sector, se debió por la falta de lluvias que afectó a la calidad de la pastura, provocando aumentos en los costos de producción que fueron trasladados al consumidor final.

Principales factores

A su vez, los productos panificados también registraron alzas en sus precios, a consecuencia del aumento de costo de los insumos como las materias grasas, debido al contexto de crisis en materia de sequía que afectó a la producción agropecuaria.

A diferencia de los productos lácteos que mostraron reducciones en sus precios, principalmente los verificados en quesos, lo cual según ya habían indicado productores industriales de este rubro, se puede explicar por una mayor oferta que se vio afectada por menor demanda ante el ingreso de algunas variedades de contrabando.

Con relación al rubro de los combustibles y derivados del petróleo, el informe destaca aumentos en las naftas, gasoil común y gasoil aditivado, con lo cual los niveles de precios retornaron a los niveles observados antes de la campaña de abaratamiento que culminó el 31 de diciembre de 2021.

En este sentido, hay que mencionar que la señalada campaña de abaratamiento se realizó durante el mes de diciembre con una reducción de G. 250 por litro desde la estatal Petropar, seguida por algunos emblemas del sector privado. Estos últimos aplicaron un reciente incremento entre G. 400 y G. 600 por litro desde finales del mes de enero, a raíz del aumento internacional del valor del crudo, que se estaría reflejando ya en el IPC del próximo mes.

En tanto que los bienes duraderos evidenciaron subas de precios principalmente en los importados como autovehículos, electrodomésticos para el hogar, motocicletas y equipos audiovisuales, debido a la suba del tipo de cambio dólar/guaraní en el mes.

Así también fueron expuestos aumentos de precios en gastos relacionados a la salud, al igual que en servicios de la canasta como en alquiler de vivienda, alojamiento, habilitación vehicular, servicio de cuidado personal, alimentos y bebidas consumidos fuera del hogar, entre otros.

A %d blogueros les gusta esto: