Olimpia transita en onda verde

 

El fútbol de Olimpia fluye aún con elenco alternativo. El Decano, que lleva ocho partidos invictos en la temporada, incluyendo los internacionales, derrotó anoche en Para Uno a Tacuary por 2-0. Buen envión anímico para la Libertadores.

Un disparo desde unos 25 metros de Hugo Quintana desató el nudo, en un duelo que se presentaba nivelado. Walter González había tenido la primera ocasión clara para el local e Iván Valdez generó la oportunidad para el visitante, exigiendo a Gastón Olveira.

El tanto del volante de contención marcó la diferencia, en el marcador y sobre todo en el juego. “Tacua”, que pobló la mediacancha y que se destacaba por el buen trato del balón, sintió el golpe, no solo anímico, sino de los futbolistas del Decano que se turnaban para entrar con fuerza.

Fueron cuatro olimpistas amonestados en el primer tiempo, aunque debieron ser cinco, pero Otálvaro se salvó de la sanción disciplinaria.

Walter González y Camacho, peleados con el gol. Quintana se destacó en la contención y el apoyo en ofensiva. Una etapa inicial cerrada a favor del elenco alternativo franjeado que sin brillar, fue más que el elenco del “Tolo” Robert Pereira Molina, que mostró cosas interesantes, pero que no tuvo fuerza en ataque.

El ingreso de Marcelo Fernández le dio otra energía a “Tacua”, que buscó por todos los medios el empate. Sus ilusiones por sumar por lo menos un puntito se esfumaron después de una perfecta asistencia de Quintana a Camacho, quien definió con un globito. Refuerzo anímico para el talentoso estuvo un largo tiempo en el freezer.

El descuento casi llegó luego de un error de salida de Zárate, quien le dio el balón a Fernández, de cara a la portería. El atacante, en vez de resolver la jugada, le dio el pase al compañero Rodríguez, que se encontraba en posición adelantada.

Partidazo de Quintana, sobria actuación de Olveira y el aporte goleador del “desempolvado” Camacho, los destacado de un conjunto olimpista que no le debe perder de vista a la competencia doméstica, por más que su objetivo sea el acceso a la fase de grupos de la Libertadores.

El Decano no ganaba en casa desde el 26 de mayo del año pasado. Como soplan nuevos aires en el “Bosque”, se presagia un imperdible clásico dominical en la Olla. Abc

A %d blogueros les gusta esto: