Juicio político a fiscal general: “Tratan de ganar tiempo para conseguir los votos”, dice Harms

El diputado Walter Harms señaló que la Concertación y el oficialismo están dilatando la votación para determinar si se enjuicia o no a la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, debido a que aún no se cuenta con los votos que necesitan. Alegó que no existe ningún elemento contundente para destituir a la titular del Ministerio Público y que Estados Unidos sigue dando señales de apoyo a su administración.

Para el día de hoy está previsto que siga la sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados para tratar el libelo acusatorio contra Quiñónez. Sobre este punto, habló el diputado de Honor Colorado en el programa “Así son las cosas”, emitido por Universo 970 AM-Nación Media y señaló que la votación está siendo dilatada en un intento de conseguir los votos que necesitan.

“Una posibilidad es que crean que pueden todavía torcer la voluntad de algunos colegas y seguir en este bochorno hasta tanto puedan concretar”, aseveró el legislador. Sostuvo que la confrontación entre las diputadas Kattya González y Celeste Amarilla en un programa de televisión el pasado sábado 23, dio muestras claras de la improvisación en el intento de enjuiciar a la titular del Ministerio Público.

“Una decía, esto tenemos que hacerlo y otra decía no, porque no tenemos los números. El juicio político se lleva cuando uno tiene los números, si no lo tiene pasa lo que está pasando ahora, tratar de dilatar y tratar de ganar tiempo para conseguir los votos”, afirmó Harms.

Agregó que ninguno de los argumentos que se quieren instalar en contra de la fiscal general del Estado son válidos como para lograr su destitución y que esto responde al interés político de algunos sectores. Mencionó que tampoco se presentaron elementos nuevos en este tercer intento de destitución a Quiñónez.

El parlamentario indicó que se quiere instalar la reciente determinación de la Embajada de Estados Unidos como un elemento contundente contra Quiñónez; sin embargo, desde ese mencionado se dan muestras constantes de apoyo a la gestión de la fiscal general.

“Nosotros lo que sabemos es que estamos muy firmes, es una situación política de intereses sectarios, no hay nada contundente o algún elemento que sea diferente a las dos veces anteriores que intentaron el mismo juicio político. Cuando hablan de hechos nuevos es la declaración de Estados Unidos y resulta que todos los días se dan señales de absoluto respaldo a la fiscal general del Estado. Ayer seguro para ella fue un día muy gratificante porque de vuelta fue distinguida por la Oficina Federal de Investigación (FBI), se cae la argumentación que usan”, aseveró el diputado Harms.

Maniobras para tratar de conseguir votos

El diputado señaló que se están acudiendo a medidas extremas para tratar de conseguir adherentes a favor del juicio político y que incluso se valen de amenazas y extorsiones para que algunos diputados cambien su postura.

“Algún comentario me llegó sobre la forma que consiguieron que el diputado Enrique Mineur cambie el sentido de su voto, tengo entendido que le hackearon el teléfono, que empezaron a enviarle mensajes de amenaza a su familia, son situaciones que rozan con el terrorismo de Estado. Desde lo que me comentó Mineur es muy grave lo que pasó con él”, lamentó Harms.

Recordemos que en la noche del pasado domingo 24 un grupo de ciudadanos fue hasta el domicilio del diputado Enrique Mineur, donde se manifestaron en contra de su postura inicial para que no corra el juicio político a Sandra Quiñónez.

Posterior a esto, el legislador se mostró a favor del juicio político. Harms señaló que se está tratando de enjuiciar a la fiscal general y que se utiliza la violencia para tratar de instalar miedo y conseguir adherentes a favor de esta causa. “Me preocupa, me da miedo y me parece peligroso lo que hacen algunos colegas de incitar a la violencia”, señaló el diputado.

A %d blogueros les gusta esto: