Corredor de Exportación avanza hacia su conclusión con obras adicionales para mejorar la seguridad vial

La construcción del Corredor de Exportación que unirá las ciudades de Natalio (Itapúa) y Los Cedrales (Alto Paraná) avanza sostenidamente en los tres frentes. Ya se tienen 115 kilómetros de ruta pavimentada, de las 143 km proyectados, lo que se traduce en 80% de ejecución general.

Se estima que la conclusión de estas obras se den en el mes de julio del presente año.
Cabe mencionar que, teniendo en cuenta las condiciones reales que se presentaron durante el proceso constructivo, los ítems contemplados inicialmente en el proyecto fueron modificados con convenios para ajuste general de cantidades, a fin de incluir nuevas obras.
Uno de estos trabajos es la prolongación de la traza principal de 900 metros hasta la ruta María Auxiliadora – Natalio, también la incorporación de rotondas para la seguridad vial y la construcción de Estación de Peaje y Báscula.
El Corredor de Exportación es una de las obras públicas más grandes que se ejecutan en la zona sureste de la Región Oriental. Su puesta en servicio tendrá un gran impacto en la economía permitiendo agilizar el traslado de la producción de granos a los principales puertos graneleros ubicados sobre el río Paraná.
La nueva vía forma parte de la Ruta Nacional PY07 y su construcción se divide en 3 lotes o frentes de trabajo:
El Tramo 1, que va desde Natalio hasta la Colonia 7 de Agosto, a través de 50 kilómetros de extensión, está cargo de la empresa Benito Roggio e Hijos S.A.
A su vez, el Tramo 2 que va desde la Colonia 7 de Agosto hasta el río Ñacunday, tiene 46,5 kilómetros y lo construye Ecomipa S.A.
Finalmente, el tramo 3, entre el río Ñacunday y el distrito de Los Cedrales, suma 46,7 kilómetros más de extensión, siendo la empresa Ilsung Construction Co. Ltda.
Toda la financiación proviene de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y la fiscalización la realiza el Consorcio Central Yachiyo.

A %d blogueros les gusta esto: