Contrabando de pescado golpea las ventas: se redujeron hasta un 50%

Bernie Hildebrand, referente de la producción ictícola de Caaguazú, indicó que desconoce cómo se lleva a cabo el contrabando de pescados, ya que actualmente son solo 3 los habilitados para el trabajo de la producción.

fresh Tilapia in floating basket

“No podemos vender pocos filetes a los restaurantes y los que llegan son de contrabando porque todos tienen, le ofrecemos nuestros productos y no compran. La importación no está prohibida, pero no es necesario por la producción que tenemos”, expresó.

En ese contexto, el entrevistado explicó que todo lo que es filete de tilapia proviene del Brasil, ya que tiene gran parte la exportación y envían a Paraguay los que no tienen calidad. Precisó que anteriormente vendían alrededor de 1 millón de kilos de pescado por año, hecho que se redujo entre 500mil a 600mil kilos a raíz del contrabando.

En esa línea, comparó que en el primer año de la pandemia -en el 2020- incrementó bastante las ventas, no obstante, a partir de noviembre volvieron a caer.

Sobre el control de calidad, señaló que los pescados se deben mantener en una cadena de frío de 20° bajo cero, cadena de frío que ellos mantienen, pero que se rompe con la producción que ingresa al país de manera ilegal.

“El consumidor final no sabe nada de esto, a veces se guía por el precio”, dijo en diálogo con la 650 AM.

Sostuvo que la mayor parte de su producción es la tilapia, pero además producen pacú que debe pesar 3 kilos para ser comercializado y cuentan con un 30% de este producto.

En cuanto a la piscicultura, dijo que es una interesante fuente de ingreso en todos los niveles de la producción, pero que se encuentra desmotivada ante la falta de política para lucha del contrabando.

“Hay muchos en lo que es el engorde, juntar, mandar a faena. Damos mucha mano de obra”, especificó.

A %d blogueros les gusta esto: