Polémica en Argentina por licitación de dragado de hidrovía Paraná-Paraguay

El consorcio conformado por Dredging International NV Sucursal Argentina, Dredging Internacional Argentina, CCCC Shanghai Dredging Sucursal Argentina y Servimagnus (DI-DIASA-SDC-Servimagnus) dice en el aviso que “ha impugnado el rechazo arbitrario” de su oferta en el proceso de licitación para el dragado de mantenimiento de la vía navegable troncal, conocida como la hidrovía Paraná-Paraguay.

La polémica se originó luego de que la Administración General de Puertos (AGP) emitiera el 11 de febrero pasado el dictamen técnico de precalificación en esa licitación, por el cual se recibieron cuatro propuestas, pero aconsejó calificar únicamente a la firma Compañía Sudamericana de Dragados.

El consorcio DI-DIASA-SDC-Servimagnus dice en el texto que se “le impide” pasar a la siguiente fase del proceso de licitación con fundamento “en formalidades e interpretaciones arbitrarias” del pliego licitatorio y la oferta presentada.

Y recuerda que la Compañía Sudamericana de Dragados es una sociedad del grupo Jan de Nul que fue accionista de la sociedad Hidrovía, que explotó la concesión de la vía navegable troncal por más de 26 años, y denuncia que violó las disposiciones de esta licitación al adelantar los términos de su oferta económica en su oferta técnica.

“La injustificada declaración de inadmisibilidad de la oferta de nuestro consorcio podría dar lugar a la adjudicación de las obras al contratista actual a un precio de un 40% más alto del que se podría obtener”, advierte.

La AGP, organismo dependiente del Ministerio de Transporte de Argentina, comenzó a gestionar en setiembre pasado la vía navegable troncal clave para la salida de buques de carga hacia el Atlántico.

Mientras el Ente de Control y Gestión de la Vía Navegable se encarga de preparar una licitación para adjudicar las operaciones de dragado y balizado a largo plazo, el Estado puso en marcha este concurso a corto plazo y contrató en forma directa a la Compañía Sudamericana de Dragados para que opere la vía hasta que se resuelva la licitación corta.

El consorcio DI-DIASA-SDC-Servimagnus advierte que si no tiene suficiente capacidad técnica para hacerse cargo del contrato que es objeto de esta licitación, que es de un plazo inicial de seis meses, prevé que “parece ser siempre el mismo contratista” el que será seleccionado en la licitación para el contrato de dragado por diez años.

El aviso dice que la AGP llegó a la conclusión de que el consorcio del que participan en un 90% dos de los cinco mayores contratistas de dragado del mundo “carece de experiencia técnica para este proyecto”, pero el consorcio insiste que “cumple y excede ampliamente” los requerimientos técnicos exigidos por los documentos de la licitación.

Y le pide a la AGP que “corrija” el actual proceso de licitación y permita competir a la oferta del consorcio.

 

Fuente: EFE
A %d blogueros les gusta esto: