Ligó «flor de garroteada» por sacar su alambrado sin permiso, ocurrió en Atinguy

 

Una gresca entre vecinos terminó con un herido a garrotazos que tuvo que ser hospitalizado por las lesiones sufridas. El motivo, supuestamente fue porque la víctima sacó un alambrado para liberar un espacio sin permiso del propietario.

Resultó víctima, Bernardo Ramirez, 

de 57 años de edad, pescador con domicilio en San Cosme y Damián.

Según el informe policial de la Comisaría 99 de Atinguy, hace instantes en la localidad de Puerto Carrizal, la víctima se disponía a ir a buscar cerveza y en el camino fue atacado por un vecino identificado como Pedro Espinola alias «Taito», y con un pedazo de madera le aplico varios golpes, ocasionándole un corte en el cuero cabelludo, otra en la frente y hematomas en el ojo derecho.

La víctima fue trasladada a bordo de la patrullera hasta el Hospital Integrado de Ayolas para su atención médica y se encuentra fuera de peligro.

A %d blogueros les gusta esto: