Clasificación y tipificación de carne vacuna generarán mayor posicionamiento y credibilidad

La implementación del proyecto de Clasificación y Tipificación de Canales, sujeto a consulta pública hasta el 13 de mayo del 2022, se encuentra en proceso y se espera que cause un gran impacto positivo en toda la industria cárnica paraguaya.

Esto, debido a que las distintas etapas de clasificación y tipificación de canales bovinas pueden generar mayor posicionamiento y credibilidad tanto de la carne paraguaya, de la industria y del servicio veterinario oficial, según lo indicó el Lic. Albert Günther, miembro del Comité Técnico de Normalización CTN20 de Carne y Productos Cárnicos.

Fue durante una charla organizada por la Regional Central Chaco de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), realizada en dicha sede ante los productores y toda la cadena de la zona. Günther ahondó en qué consisten las etapas de clasificación y tipificación de canales bovinos y explicó que, en la primera etapa, la clasificación incluye la edad y el sexo de los animales; mientras que la tipificación abarca la conformación, la cobertura de grasas y las contusiones.

El alcance del proyecto fue socializado en una charla organizada por la Regional Central Chaco de la ARP, realizada en dicha sede ante los productores y toda la cadena de la zona. Foto: Gentileza.
El alcance del proyecto fue socializado en una charla organizada por la Regional Central Chaco de la ARP, realizada en dicha sede ante los productores y toda la cadena de la zona. Foto: Gentileza.

Proceso y beneficios

Posteriormente, en una segunda etapa, se realiza una medición del PH, del área de ojo de bife, color del músculo, marmoleo, color de la grasa y el control de la edad y sexo por osificación de la canal. En cuanto a los beneficios de la Norma Paraguaya de Clasificación y Tipificación de Canales del ganado vacuno, que a más del posicionamiento y la mayor credibilidad, situará al Paraguay a la altura de los más importantes productores y exportadores de carne de calidad, facilitando de esta forma la apertura de nuevos mercados.

Asimismo, ayudará a generar una definición de la carne paraguaya y buscar una marca país. A lo que se suma que con el tiempo debería permitir el pago diferencial del producto por parte de los consumidores y dicho precio diferencial trasladarse hacia atrás de la cadena, incentivando económicamente a los productores, conforme explicó el experto.

Por sobre todo, creará la oportunidad de exigir un mejor precio para las reses de mejor calidad, además de ayudar a que la carne paraguaya trascienda de la categoría commodities a una diferenciada con características propias, pasando a formar parte del mercado gourmet de la carne, remarcó.

Para precisar lo que implica esto, el referente presentó los resultados del plan piloto llevado a cabo entre el 2021 e inicios de este año en tres etapas, que abarcó a unas 40.094 cabezas de bovinos tipificados, además de la certificación de 45 faenas en los 10 frigoríficos nacionales de exportación, informó.

A %d blogueros les gusta esto: