Alto Paraná: se quemaron cien hectáreas de soja en Iruña en medio de tornados de humo

Siguiendo con la ola de incendios que pone en llamas al país, ayer se produjo una quema de magnitud en Iruña, al sur de Alto Paraná. Una especie de tornado de fuego y humo se formó el campo abierto que parecía imposible de controlar. En la colonia Jerusalén II, el fuego consumió unas cien hectáreas tanto en fincas con cultivos de soja ya cosechadas como también la producción del grano aún sin cosechar. Es lo que confirmó el intendente de Iruña, Arnaldo Mench.

El mismo dijo que los bomberos voluntarios de Naranjal y Raúl Peña, con la colaboración de pobladores vecinos, pudieron controlar el incendio. Con tractores y tanques de agua ayudaron algunas fincas para sumarse a la tarea de los voluntarios. El municipio de Iruña no cuenta con un cuerpo de bomberos voluntarios. La colonia Jerusalén II abarca dos distritos, Iruña y Raúl Peña, y la quema se produjo en el lado de Iruña.

“Fue un verdadero trabajo en equipo para poder controlar el fuego mediante el apoyo de muchos pobladores que pusieron todas sus maquinarias para ayudar. Fue impactante ver como tornados en medio del incendio”, aseguró el intendente Mench.

El intendente de Raúl Peña, Gustavo Cano, dijo que en el barrio Ka’aguy Pora del citado distrito se produjo también incendio de pastizales y bosques, de menor envergadura.

La Comisaría Nº 18 de Santa Rita reportó otro incendio, pero de una vivienda, ocurrido esta madrugada en el barrio Las Carmelitas de la citada ciudad. Eusebio Martínez, de 68 años, fue el afectado y relató que el incendio empezó en la parte trasera de su casa. Un corto circuito habría sido la causa. Intervinieron agentes del CBV de Santa Rita.

La quema de pastizales y zonas forestales es lo que arrecia por todos los distritos del Alto Paraná. Según consultas con distintas unidades de bomberos voluntarios, no dan abasto para todos los pedidos de auxilio de quema de pastizales que rápidamente pueden llegar a zonas pobladas y bosques.

Pago de aportes a bomberos

La Municipalidad de Minga Guazú pagó hoy a los dos cuerpos de bomberos voluntarios que operan en el distrito, en concepto de la recaudación impositiva a ser destinada para el servicio de control de incendio. La comuna adeudaba la mayor parte de la recaudación del año pasado que corresponde a los bomberos y, que el exintendente Digno Caballero no pagaba.

Hasta el mes de agosto del 2021 es la recaudación entregada por el intendente de Minga Guazú, Diego Amílcar Ríos. A Bomberos Rojos K-4 se le entregó G. 33 millones de guaraníes y a los del CBV K-122, 91 millones de guaraníes.

Desde ambas reparticiones se consideró que el pago ocurre en el momento oportuno, para realizar el mantenimiento de equipos, en un tiempo en que la demanda es excesiva.

A %d blogueros les gusta esto: