Tropas rusas se retiran de la central nuclear de Chernóbil

Las tropas rusas que el 24 de febrero tomaron la central ucraniana de Chernóbil empezaron a retirarse de la zona, informó este jueves la agencia nuclear de Ucrania, Energoatom. Los efectivos rusos marchan “en dos columnas hacia la frontera” de Ucrania con Bielorrusia, precisó Energoatom en Telegram, agregando que solo queda “un pequeño número” de soldados rusos en el lugar.

El ejército ruso comenzó a retirarse del aeropuerto de Gostomel, al noroeste de Kiev, y “Chernóbil es otra zona donde están comenzando a reposicionar algunas de sus tropas, saliendo, alejándose de las instalaciones de Chernóbil y entrando en Bielorrusia”, dijo un alto funcionario de Defensa de Estados Unidos. “Creemos que se están yendo, pero no puedo decirles que se fueron todos”, agregó.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha dejado, desde el 9 de marzo, de recibir datos en vivo de Chernóbil. El domingo manifestó su preocupación por la falta de rotación de personal en la planta desde el 20 de marzo. El reactor número 4 de la planta explotó en 1986, provocando el peor desastre nuclear civil de la historia. Los otros tres se cerraron gradualmente después del desastre, el último en 2000.

El aeropuerto militar Antonov, en Gostomel, fue atacado por fuerzas rusas el 25 de febrero, un día después del inicio de la invasión de Ucrania. El portavoz del Pentágono, John Kirby, indicó que “menos del 20%” de las fuerzas rusas cuyo avance sobre Kiev fue impedido por la resistencia ucraniana están “comenzando a reposicionarse” en dirección a Bielorrusia.

“Estimamos que se están reubicando en Bielorrusia. No tenemos un número exacto, pero esa es nuestra estimación preliminar”, agregó durante una conferencia de prensa, y señaló que ninguna de las unidades parecía abandonar las cercanías de Ucrania. “Si los rusos hablaran en serio sobre la desescalada, porque eso es lo que afirman, los enviarían a casa. Pero eso no es lo que están haciendo”, señaló el vocero.

Sanción a empresas tecnológicas rusas

Estados Unidos anunció este jueves nuevas sanciones contra Rusia, apuntando esta vez al sector tecnológico, incluyendo al mayor fabricante ruso de semiconductores.

El Tesoro estadounidense indicó que sancionaba a “21 entidades y 13 individuos en el marco de su accionar contra las redes de evasión de sanciones del Kremlin y las compañías tecnológicas, que son instrumentales en la maquinaria de guerra de la Federación Rusa”.

Gas ruso en euros o dólares

Los países de la Unión Europea (UE) seguirán pagando el gas ruso en euros y dólares, tal como lo esipulan los contratos, respondió el jueves el jefe del gobierno alemán, Olaf Scholz, al presidente ruso Vladimir Putin, que exige pagos en rublos.

“Está escrito en los contratos que los pagos se hacen en euros y a veces en dólares”, explicó Scholz en rueda de prensa con su homólogo austríaco, Karl Nehammer. “Le dije claramente al presidente ruso que las cosas seguirán así”, agregó, en referenciua a una conversación telefónica que mantuvo el miércoles con Putin.

EEUU “no entiende nada”

El Kremlin consideró este jueves que era preocupante que Estados Unidos no entendiera cómo funciona el gobierno ruso, respondiendo a las afirmaciones occidentales de que los asesores del presidente Vladimir Putin le mentían por miedo a decirle la verdad.

“No entienden al presidente Putin, no entienden el mecanismo de toma de decisiones, no entienden nuestro trabajo”, dijo a los periodistas el portavoz presidencial ruso, Dmitry Peskov, que ya denunció los supuestos comentarios insultantes del presidente Joe Biden sobre el líder del Kremlin. “Esto no sólo es una pena, sino que es preocupante, porque cuando hay tal grado de incomprensión, se toman decisiones equivocadas que luego tienen graves consecuencias”, añadió.

Funcionarios de inteligencia británicos y estadounidenses afirmaron el miércoles que Putin está siendo engañado por sus propios asesores, que tienen “miedo de decirle la verdad” sobre su “fallida” estrategia en Ucrania, donde lanzó una gran ofensiva militar el 24 de febrero.

OTAN espera más “ofensivas”

La OTAN no ve una retirada de las fuerzas rusas de Ucrania y espera “más acciones ofensivas”, indicó el jueves el jefe de la Alianza Atlántica Jens Stoltenberg. “Según nuestros datos de inteligencia, las unidades rusas no se están retirando, sino que están reposicionándose. Rusia está tratando de reagrupar [sus fuerzas], de volver a dar suministros y de reforzar su ofensiva en la región del Donbás”, en el este de Ucrania, declaró Stoltenberg a los medios.

“Al mismo tiempo, Rusia mantiene la presión sobre Kiev y otras ciudades. Así que podemos esperar acciones ofensivas adicionales, que traerán aún más sufrimiento”, añadió. La evaluación de la OTAN contradice la promesa de los negociadores rusos, hecha tras las conversaciones en Turquía esta semana, de reducir “radicalmente” la actividad militar de Moscú en el norte de Ucrania, incluso cerca de la capital, Kiev.

“Hemos escuchado las recientes declaraciones de que Rusia reducirá las operaciones militares alrededor de Kiev y en el norte de Ucrania. Pero Rusia ha mentido repetidamente sobre sus intenciones. Así que sólo podemos juzgar a Rusia por sus acciones, no por sus palabras”, dijo Stoltenberg. “Es obvio que hemos visto poca voluntad por parte de Rusia de encontrar una solución política”, añadió.

Aumenta popularidad de Putin

Aproximadamente 83% de los rusos aprueba la acción de Vladimir Putin, que ganó 12 puntos en popularidad con respecto a febrero, según la encuesta publicada el jueves por el instituto ruso independiente Levada, su primer sondeo desde el inicio de la ofensiva en Ucrania.

Solo 15% de los rusos dicen no aprobar la acción del presidente (-12% en un mes) y 2% no tienen opinión. El primer ministro Mijaíl Misuri ganó 11 puntos (71%, contra 60% en febrero) y el gobierno 15 puntos (70% contra 55% en febrero). Las encuestas anteriores se habían hecho públicas en las últimas semanas y ya mostraban un índice de popularidad de Putin del 80% o más, pero eran realizadas por instituciones progubernamentales.

Vladimir Putin justificó la ofensiva militar rusa contra Ucrania acusándolo de haber organizado un genocidio de la población rusoparlante y de servir de trampolín a la OTAN, amenaza existencial para Rusia.

Este mensaje es transmitido a diario por los medios de comunicación estatales, mientras que las voces críticas han sido obligadas al silencio o al exilio, bajo pena de severas sanciones penales en caso de palabras que denigren la acción del ejército ruso. Rusia también prohibió algunas de las redes sociales -Facebook, Twitter, Instagram, TikTok-, acusadas de tener una línea editorial contra el gobierno.

A %d blogueros les gusta esto: