Proyecto de fondo tiene previsto eliminar cupos de combustible y aumentar tasa del ISC

 

 

 

La propuesta de borrador del proyecto de ley que crea el fondo de estabilización para subsidiar el diésel común y la nafta 93 de Petropar contempla, entre otras medidas de racionalización, la eliminación temporal de los cupos de carburantes para todos los funcionarios y organismos del Estado y aumentar la tasa del impuesto selectivo al consumo (ISC) para el tabaco y el combustible.

El primer artículo del proyecto permitiría otorgar “precios preferenciales por cada litro de diésel tipo 3 y nafta 93 octanos” comercializados por Petróleos Paraguayos (Petropar), cuyos costos “serán determinados tomando la estructura de costos de Petropar y las fluctuaciones de los precios internacionales”.

Además, dichos montos se estimarían tomando de referencia la primera quincena de marzo dentro de la estructura de precios de la petrolera estatal y se aclara que la diferencia entre el precio preferencial y el precio determinado por la estructura de costos de Petropar no podrá ser superior al 30%.

El artículo 2 habla específicamente sobre el periodo de vigencia de la normativa, donde se especifica que tendrá una duración de solo dos meses. Si bien el presidente de la República Mario Abdo Benítez tendrá la potestad para ampliar o reducir ese plazo, se aclara que no podrá tener una prórroga de más de un mes.

Seguidamente, el tercero dispone que cada sede del emblema estatal ubicada en las ciudades fronterizas podrá vender solo hasta cinco litros de diésel común y nafta 93 a los vehículos con chapa extranjera, y el cuarto señala que apenas finalice la vigencia de la ley, el Ministerio de Hacienda establecerá los mecanismos presupuestarios “para la compensación y/o reposición gradual de los recursos financieros de Petropar».

Para dicha compensación o reposición, el artículo 5 dispone el aumento de la tasa del ISC “hasta alcanzar la tasa máxima”, específicamente para los tabacos, cigarrillos y sus derivados, así como para todos los combustibles, exceptuando a Petropar, como a aquellas entidades que participen en procesos licitatorios o que contraten con el emblema estatal.

Mientras tanto, el artículo 7 prohíbe asignaciones, descuentos, exoneraciones y cupos de combustible para todos los funcionarios de los tres poderes del Estado y de las distintas instituciones públicas.

Finalmente, el artículo octavo autoriza al Ejecutivo a ampliar los ingresos, gastos y financiamientos dentro del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2022, mientras que el noveno expresa que la normativa regiría desde el día siguiente a su publicación y que el Poder Ejecutivo estará a cargo de su reglamentación.

Los detalles del borrador de la propuesta fue dado a conocer este domingo y señala que dichas medidas transitorias tienen previsto implementarse como contingencia para la comercialización solamente del diésel común y la nafta de 93 octanos en Petropar, ante las constantes subas de los precios de carburantes.

El viceministro de Economía Iván Haas señaló este domingo que, para compensar la pérdida de la petrolera estatal y que esta pueda seguir comprando carburantes, la tasa del impuesto selectivo al consumo no se va a tocar ni tampoco se crearán nuevos impuestos, pero quedarán abiertos a estudio aquellos tributos que tienen aún espacio para alcanzar su tope, como el tabaco. UH

A %d blogueros les gusta esto: