Ganado y peces en peligro debido a la intensa sequía que azota a Ayolas

Calamidad al acecho. Debido a los incendios forestales y la prolongada sequía que golpea desde hace meses a la localidad de Ayolas, Departamento de Misiones, se encuentran en peligro tanto el ganado como los peces criados en estanques.

Los ganaderos y 50 piscicultores de Ayolas alegaron que se ven afectados por la falta de agua. La sequía pasa factura con los tajamares y esteros que se encuentran secos. Por su parte, los piscicultores comentaron que tienen poca agua en los estanques, donde crían los peces. Los ganaderos cuentan que las vacas ya no tienen alimento por las grandes extensiones de campo que se perdieron a causa de los incendios.

“Estamos afectados por los incendios y la sequía. Se quemó mucha pastura. Necesitamos lluvia”, dijo Ismael Casafu, productor ganadero y presidente de la Asociación de Piscicultores. El sector sostiene la situación con el traslado de piquete en piquete a los animales, dándoles hoja de coco. “Además las llevamos al río por la mañana y la tarde para beber agua”, contó Casafu sobre la vivencia diaria para lograr sostener al ganado en tiempos de sequía e incendios.

PANORAMA DESOLADOR. Hace un año, relató, que ya cargaron sus alevines en los estanques, que fueron entregados por la Entidad Binacional Yacyretá, pero que ahora están en riesgo de perder los peces. Casafu comentó que hay otros productores que prepararon los tanques con ayuda de la Gobernación de Misiones, pero no pueden cargar debido a la falta de agua.

“En los tanques ya hemos cargado hace un año nuestros alevines, a algunos ya les ha afectado y se murieron algunos. Otros salvamos llevando tanques con un poco de agua con el apoyo del Municipio y los bomberos. Va a ser muy difícil que se pueda tener la ayuda suficiente para salvar todo, porque esto va a ser largo. No vamos a recuperar todo en 15 días”.

Mencionó que los más afectados son los productores que no pueden comprar balanceado. Para apoyar al sector, la Gobernación y la Municipalidad entregaron rollos de alimento para 30 animales a cada productor, pero no dará abasto porque la crisis va a ser prolongada.

QUEMAZONES. El mes de febrero se caracterizó por la gran cantidad de incendios forestales en Ayolas que incluso amenazaron las viviendas de las zonas urbanas, que representó un hecho sin precedentes dijo el comandante de los bomberos de Ayolas, capitán José Mutti.

“Hay pequeños productores que no tienen qué darles de comer a sus animales. La Municipalidad compró forraje para repartir, pero no creo que eso dure mucho, es algo paliativo. Yo creo que va a haber hambruna para los animales porque miles de hectáreas se quemaron”, dijo a radio Monumental.

A %d blogueros les gusta esto: