Cae ingreso de divisas generadas por el complejo soja y no existe expectativa de mejoría

Las divisas generadas por la soja y sus derivados industriales en el primer mes del año llegaron a los US$ 92,24 millones, una caída en comparación tanto al registro del mismo mes del año pasado, como al promedio de los últimos tres años para este periodo, según resalta la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro).

En un reciente informe, el gremio señala que con estos ingresos, el complejo soja representa el 18% del valor de todas las exportaciones de bienes realizadas hasta el momento en el país, porcentaje similar al conseguido en enero del 2021, pero por debajo del promedio de los últimos años.

“Con la reducción esperada en el procesamiento y considerando los volúmenes de exportación en estado natural, este 2022 se volverá a ver con fuerza cómo se desaprovecha el potencial de la agroindustria para seguir agregando valor a nuestras exportaciones y mejorar los ingresos para el país, pero, principalmente, generar más y mejores fuentes de trabajo para todos los paraguayos”, según la cámara.

Según registros de UGP desde los años ‘90s, la anterior peor cosecha fue en el 2012. Infografía: LN/Francisco Quiñonez.
Según registros de UGP desde los años ‘90s, la anterior peor cosecha fue en el 2012. Infografía: LN/Francisco Quiñonez.

Volumen exportado cae

Por otro lado, Cappro señala que en el mes de enero se enviaron a distintos mercados cerca de 170 mil toneladas de aceite, harina, cascarilla y granos de soja, pero registra una caída cercana al 20%, si se compara con lo registrado en el mismo mes del 2021, cuando se había verificado un retraso significativo en la cosecha.

La disminución registrada se explica principalmente en que, a diferencia del año pasado, ya no se exportaron grandes volúmenes de productos industrializados que habían quedado como saldo de la campaña anterior; ya que el volumen de granos exportados en este primer mes del 2022 supera al del 2021.

No existe expectativa de mejoría

Para los próximos meses no existen expectativas de que la situación vaya a mejorar, sino todo lo contrario, ya que la sequía disminuyó la materia prima disponible en el país, tanto para que las industrias produzcan y exporten harina, aceite y cascarilla de soja, como para vender a otros países la soja en estado natural.

“A todo esto, se debe agregar que la situación de la navegación de nuestros principales ríos (el Paraná no se puede navegar y en el Paraguay se navega muy por debajo de la capacidad y con altos sobrecostos) sigue siendo bastante complicada a causa de las mismas condiciones climáticas que restringen la producción. En este contexto, será de gran importancia que se pueda profundizar el buen trabajo que se está realizando entre el sector público y el privado para conseguir mejoras en la logística que permita aumentar la competitividad de nuestro comercio exterior en general”, agregan.

A %d blogueros les gusta esto: