Ante crisis de agua, SEN y Essap se unen en intento de paliar sufrimiento de familias

El presidente de la Essap, Natalicio Chase, y el ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa, dieron una conferencia de prensa ayer para anunciar sus planes ante la crisis generada por la falta de agua en distintos puntos del país.

La falta de agua provoca sufrimiento de las familias que no se pueden bañar, ni cocinar, y que beben poca agua que compran a precios altos.

Chase dijo que la sequía prolongada ha secado pozos artesianos y cauces naturales de agua que abastecían a muchas localidades del interior de Paraguay, por lo que la Essap y el Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental colaborarán, desplegando camiones cisterna, tanques y pequeñas redes de distribución en las zonas “críticas”.

Por su parte, el ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, Joaquín Roa, afirmó que tiene información “casi exacta” de las necesidades de captación, almacenamiento y distribución de agua en las comunidades indígenas y rurales de la región Occidental.

Roa aseveró que ya realizaron un incremento en la flota de transporte de agua para la zona y destacó el apoyo del Ministerio de Obras Públicas, que puso a su disposición todas las bocas del acueducto del Chaco. Esto permitirá recargar de forma veloz los camiones cisterna y llegar con mayor rapidez y mayor cantidad de agua a las comunidades carenciadas.

Falta agua en el Bañado Sur

Una de las zonas afectadas por la falta del vital líquido, donde la población clamó ayer por ayuda, es el Bañado Sur. En medio del intenso calor, la falta de lluvias y de formalización, cerca de mil familias están sin agua potable. Varios vecinos indicaron que están dispuestos a pagar el monto fijo de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) de al menos G. 17.000 para estar registrados.

Los habitantes pasan por un vía crucis para conseguir agua todos los días. María Concepción, vecina, comentó que están pagando G. 30.000 a un conductor de motocarro que va a comprar agua cada semana.

Los pobladores señalaron que presentaron cuatro notas a la Essap, pero que ni siquiera les respondieron la solicitud de ser registrados y acceder al servicio.

Sin embargo, la Essap alega que ha intentado innumerables veces formalizarlos y que los vecinos se han negado. Ayer la empresa envió un camión cisterna ante la emergencia.

A %d blogueros les gusta esto: